RSS Feed

@iaioflautas a la vanguardia: “No piden para ellos, sino para los demás

12/02/2012 by iaioflautas

El activismo social de los ‘yayoflautas’ ilustra la nueva participación ciudadana

 “No piden para ellos, sino para los demás”, subraya la psicóloga Mercè Pérez Salanova

 

En acción. Algunos de los miembros del colectivo de activismo social autodenominado Iaioflautas, que se reúne en el Ateneu Roig de Gràcia. Jordi Play

LUIS BENVENUTY

Barcelona 12/02/2012

Los jubilados asienten. “No podemos permitir que roben la ilusión a la juventud”, apostilla uno antes de cruzar los brazos, indignado, en una pequeña sala del Ateneu Roig, en Gràcia. “Tenemos que dejar de hablar de crisis económica para hablar de crisis moral y ética”, agrega otro. “Silencio, por favor –tercia el moderador de la asamblea–… Entonces todos de acuerdo. Nuestra próxima acción será contra la corrupción”. “Sí, sí”, asienten todos. Quién puede no estar en contra de la corrupción. Otra cuestión son los métodos que se empleen para combatirla.

Los yayoflautas se dieron a conocer pocas semanas atrás pasando una mañana en la sucursal de un banco. Tomándola. “Como el más joven tiene sesenta y pico años la policía no se atrevió a desalojarnos”, dice una mujer entre risas traviesas. Luego ocuparon la sede en el paseo de Gràcia de una agencia de calificación. Más tarde secuestraron un autobús para protestar contra las nuevas tarifas. Contra las praxis que derrumbaron la economía. Por el futuro de sus nietos. Por el de toda la gente, argumentan. Los detalles del próximo golpe se definirán en una reunión secreta de los fundadores. Cinco comían en un restaurante chino, y escucharon a Esperanza Aguirre tildar de perroflautas a los del 15-M. Entonces se les ocurrió las idea de crear el grupo Iaioflautas.

“Nosotros estamos bien. Tenemos la vida resuelta. El metro nos sale gratis. Lo hacemos por la juventud… Cuando todos los detalles de la siguiente acción estén claros, el mismo día, convocaremos a nuestros seguidores. De este modo no nos encontraremos a la policía antes de tiempo”.

En esta asamblea también están representantes de la Comissió de Gent Gran del 15-M y delos abuelos con más de cien días atrincherados en el CAP Marina de l’Hospitalet de Llobregat. La idea de los tres colectivos es coordinarse para alcanzar mayor repercusión.

Algo está cambiando en el mundo de las personas mayores. Lo explica Mercè Pérez Salanova, psicóloga e investigadora del Institut de l’Envelliment de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). “Los yayoflautas son un fenómeno a estudiar, el reflejo de un punto de inflexión de nuestra sociedad, una punta de lanza”.

Hasta ahora, las reivindicaciones de los más mayores han sido principalmente las de un lobby, las de un grupo de presión que lucha por sus propios intereses.

Pero los yayoflautas plantean sus reivindicaciones en pro de una sociedad mejor, más justa para todos. “No piden para ellos, sino para los demás”, subraya Mercè Pérez Salanova. Y además lo hacen de modo gregario, espontáneamente, juntos.

La psicóloga reconoce que, en cualquier caso, los yayoflautas, los de la Comissió de Gent Gran del 15-M o los okupas pensionistas del CAP de Marina no representan a la mayoría de los mayores de nuestra sociedad.

No obstante, esos colectivos parecen marcar un cambio de tendencia que se prevé que se intensificará pronto, auguran un nuevo modo de entender el compromiso social y la participación ciudadana. Las nuevas tecnologías y las redes sociales les harán darse cuenta de que no están solos en el mundo, de que muchas otras personas piensan igual que ellos, que pueden contactar y organizarse.

Además, agrega Pérez Salanova, internet les sirve y les servirá para alimentar el impacto de sus actividades, para sentir que están haciendo algo importante, para darse a conocer y trascender la mera anécdota. “De hecho, entre la ciudadanía apenas causan indiferencia. Hay quienes les admiran y apoyan y otros que los miran con reparos, con una sonrisa irónica, algunos incluso con desprecio. Como si estos abuelos no supieran comportarse como deben hacerlo las personas mayores”.

Y es que continúa la investigadora del Institut de l’Envelliment, esta sociedad homogeneiza a los mayores, “cuando la realidad es que las diferencias aumentan con el tiempo. Los yayoflautas cumplen una doble función: señalan problemas sociales y muestran que hay muchos modos de hacerse mayor. Y todo ello contribuirá a una mayor comunicación intergeneracional”.

Un caso revelador es el de los nonagenarios escritores José Luis Sampedro y Stéphane Hessel, que hoy por hoy son dos de los pensadores más respetados entre buena parte de la juventud.

“Y ahora agradezcamos a los chavales del Ateneu Roig su amabilidad por dejarnos la sala ¡se está mucho más calentito que en la plaza Catalunya!”!, dice el moderador de la asamblea. La sillas se mueven, las conversaciones se multiplican. “Sí, sí, además yo tengo clase de informática”. “Pues yo tengo curso de inglés”. “Y yo reunión en el cine club”.

“Nuestra próxima mani será en el Parlament… Pero que nadie ponga nada por Facebook, que luego aparece la policía…”. “Como contra Franco, con el boca a boca, con las técnicas de toda la vida”.

Sí, aquí todos saben que una vietnamita no es sólo una mujer asiática. Aquí suman siglos de experiencia organizando huelgas y sindicatos ilegales, conspirando en iglesias a cargo de curas obreros, pavoneándose en tertulias de progres y pacharán.

Cuando secuestraron recientemente un autobús escogieron uno de la línea 47, el que va a Verdum, a Nou Barris. Porque aquel fue el que secuestró el conocido sindicalista y conductor Manuel Vital para demostrar en 1978 que los motores de los buses podían subir hasta su barrio, que Torre Baró podía tener transporte público pese a sus cuestas.

Lo que pasa es que los años de bonanza disiparon la reivindicación, las asociaciones de vecinos se acercaron a los partidos políticos, las causas se hicieron mas abstractas, un poco más lejanas: los derechos del pueblo saharaui, el cambio climático, la deuda del tercer mundo… Todo se suavizó. Las vietnamitas, aquellas caseras multicopistas para hacer octavillas, se convirtieron en piezas de museo. La vida no ha tratado mal a los yayoflautas. Con las décadas pasaron del cuello azul al blanco. Engrosaron la inmensa clase media. Sus padres sí que lo pasaron mal, sí que pasaron hambre.

La jubilación se antojaba plácida: puzles, casals, tardes en el parque… Y entonces llegó la crisis económica, y luego se recrudeció, y sospecharon que las vidas de sus nietos podrían ser mucho peor que las suyas. Y se conocieron en la plaza Catalunya, en la primavera de la Spanish Revolution, con los pequeños nietos de la mano, entre manifestación y manifestación.

“Tu cara me suena…”. “Por supuesto que estuve en busca y captura”. Sus hijos les animan. Les gusta el cine y el teatro, la cultura y el Barça, la ópera y los Rolling Stones. A fin de cuentas el cantante Mick Jagger es más mayor que muchos de ellos. “Ahora son nuestros tiempos, este es nuestro momento”, insisten. “Tenemos mucho que decir”.


4 Comments »

  1. marianne dice:

    Queridos iaioflautas -yo también lo soy!- siempre he pensado como es que los padres no defendían a sus hijos en lucha por una educación mejor, luego por un porvenir y vayan con ellos a defender sus derechos. Pero es verdad, los padres aun tienen que trabajar para ganar la vida para ellos y sus hijos. En cambio, los iaios tienen más tiempo y menos obligaciones, luego sí pueden. Y además, cual es el guapo de los mossos que se atreve a pegar a los viejitos. Pues aprovechar a tope este espacio de libertad que tenemos. Y no olvidarnos de que aun votamos, luego somos codiciados…

  2. pedro dice:

    Después de tantos años luchando para una calidad de vida y a una jubilación correcta
    ahora nos están dando por todos los lados, tanto en como en Europa ,por decri algo porque todo a punta en dirección hacia Alemania y Francia
    hasta donde quieren llegar con España .Es que el gobierno español nos esta mintiendo .Es que Alemania y Francia nos miente ,cuando se acabaran las mentiras y nos dirán la verdad hasta cuando nos van a quitar lo que nos ganamos con nuestro sudor (claro como los que están no tienen ni pajolera idea ),parece un país de a ver quien ROBA mas o dicho de otra manera a libaba y los cruenta ladrones

  3. […] Iaioflautas 18 feb “No piden para ellos, sino para los demás” (Mercè Pérez) […]

  4. marcos dice:

    Buenísimo la Gente Grande. ¡¡Ánimo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *