RSS Feed

Iaioflautas: de las luchas por la vivienda de los 60 a la resistencia por la sanidad

04/11/2011 by iaioflautas


X. Prera .- “La cuestión de la sanidad en Bellvitge afecta muy especialmente a la gente mayor, y son esta generación que ya luchó contra el Franquismo los que, en una importante medida, han tomado las riendas de la protesta”.
Roger, uno de los miembros más activos de la Asamblea de L’Hospitalet, resume con estas palabras y en conversación con PressDigital el fenómeno de los iaioflautas, nombre con que se ha bautizado, con cierta dosis de humor, el movimiento de la tercera edad contra el cierre del CAP Marina de L’Hospitalet.

Este barrio que hace de frontera entre las dos grandes ciudades catalanas tiene una larga memoria de luchas durante los últimos años del Franquismo. Así, por ejemplo en 1966, la lucha por conseguir la construcción de viviendas, liderada por Pura Fernández García, conseguía la construcción de cuatro bloques de pisos.

En los últimos años, el barrio ha visto como aquella efervescencia de los años 60, 70 y 80 se apagaba en buena medida gracias a los años de crecimiento económico. Lo ilustra bien una canción de Dani Flaco: “y en Bellvitge se baten en duelo / con la petanca y su boliche / una docena de abuelos / por lo demás que puedo decir / que no conozco lugar mejor para vivir”.

Esta efervescencia, sin embargo, vive nuevos días de lucha. Fue el mismo día en que estaba previsto el cierre, y tras contactos con las asociaciones de vecinos que no habían acabado de dar los resultados esperados, cuando los miembros de la asamblea, brazo del movimiento 15-M en la segunda ciudad más poblada de Catalunya, convocó a los vecinos, grandes afectados por el cierre. “Propusimos la ocupación del CAP y hubo una mayoría importante. Desde entonces estamos aquí, y cada noche dormimos unas 40 personas. Los vecinos de la zona nos traen de todo”, asegura Roger.

El cierre del CAP Marina ha movilizado al viejo barrio combativo de Bellvitge, donde residen unas 80.000 personas, de las cuales casi 10.000 tienen la movilidad muy reducida, sobre todo por cuestiones de edad. Sin este centro, todos tendrán que desplazarse al CAP de la Ermita, situado a orillas del hospital de Bellvitge. “No todo el mundo está en condiciones de hacer este trayecto”, aseguran.

La resolución, en manos del Ayuntamiento

La movilización de los iaioflautas ha llegado al Ayuntamiento, donde todos los partidos excepto CiU han aprobado una moción para hacer todo lo que esté en sus manos para salvar el CAP Marina. De momento, no hay novedades significativas en los contactos entre la alcaldía y la Generalitat.


Confluencia con la lucha en Bellvitge

La proximidad con el Hospital de Bellvitge ha provocado que la lucha de los trabajadores de este centro y la de los vecinos confluyan. Este miércoles, sin ir más lejos, unas 1.000 personas cortaron la Gran Vía, en una de las jornadas de protestas más multitudinarias convocadas por los sindicatos.

Además, por la tarde, una manifestación marchó desde el CAP Marina hasta el hospital, donde decenas de personas han acampado para reclamar el fin de los recortes. Según CGT, se les ha comunicado el cierre definitivo de una UCI y una Unidad de Hospitalización de Cirugía General Digestiva, que contaba con 20 camas.

Catalunyapress


No hay comentarios »

No comments yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *